El otro día, fui a la Lonja con mi clase de francés para ver una obra de teatro llamada “Le médecin malgré lui” (El médico a palos) escrita por Molière, un escritor muy conocido. Había muchos estudiantes de otros colegios.

Al principio, pensé que la obra sería aburrida pero cuando empezó, me puse a reír. Había tres actores, una chica y dos chicos. Se cambiaban de ropa muy rápidamente para hacer distintos personajes. La obra trata de un padre que contrata a un médico para curar a su hija que se ha quedado muda. En realidad, puede hablar pero no quiere porque su padre quiere casarla con un hombre que no quiere. Ella ama a otro. Al final, el padre se da cuenta de que el médico es en verdad leñador y que su hija no es muda sino que quiere casarse con Leandre.

Mi opinión es que los tres actores actuaron muy bien, hablaban bien francés y los entendíamos perfectamente. Reímos mucho y nos lo pasamos muy bien. La obra fue muy buena.

Paloma Agulló Gonzálvez, 4º A

Relacionados

REGULACIÓN DEL USO DE DISPOSITIVOS MÓVILES

Leer Más

PRUEBAS HOMOLOGADAS PARA LA OBTENCIÓN DEL CERTIFICADO DEL NIVEL BÁSICO (A2) DE LAS LENGUAS INGLÉS Y FRANCÉS

Leer Más

ESCUELA DE VERANO

Leer Más

Archivos

Categorías

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X