Objetivo Anual

Curso 2018 - 2019

“CRECER COMO COMUNIDAD EDUCATIVA EN IDENTIDAD Y PERTENENCIA”

Este objetivo nos llama a comprometernos con el Proyecto Educativo, con el sueño de la M. Cándida, que nació de la mano de las Hijas de Jesús y que hoy, continúa con la Fundación. En el objetivo aparecen nuestros rasgos implícitos: sencillez, cercanía, alegría, universalismo, disponibilidad,… son expresión del vínculo creado en nuestro proyecto, donde laicos e Hijas de Jesús nos sentimos familia perteneciente a un mismo proyecto y comprometidos con él. Es una invitación a crecer en esa identidad y pertenencia, que nos lleve a estrechar lazos entre todos los colegios que constituimos la red y a aportar al entorno lo mejor de nosotros mismos.

El lema recoge los valores de pertenencia, identidad, compromiso, corresponsabilidad y unión y refleja varias ideas:

  • ser red de pertenencia, de comunión, de compromiso, formamos parte de un mismo cuerpo.

  • Tenemos un mismo sueño que enlaza pasado, presente y futuro. El sueño viene de atrás (pasado), de la fundadora, de su proyecto; vivimos el presente, ese mismo sueño actualizado, en nuestra sociedad, en nuestros alumnos, en nuestros contextos; y hacia dónde vamos (futuro), a las puertas de una Fundación que nace y que se entreteje con el pasado y con el presente. Caminamos hacia un horizonte compartido.

  • Resalta la fuerza del carisma, la identidad. El carisma lo transmite la M. Cándida a la Congregación y hoy se pasa a la Fundación. Nuestro compromiso es recrear ese carisma.

En el cartel también observamos a grupo de jóvenes que reflejan la diversidad de nuestros alumnos y que sostienen el mundo en sus manos, nos unimos a ese proyecto para transformar el mundo.

En el cartel aparecen unos prismas que forman una red que nos une, que nos “enreda” a los veintiún colegios. La perspectiva, de abajo a arriba, desde el centro del círculo que forman los jóvenes, nos hace tener una visión amplia, una perspectiva de futuro, de horizonte.

X